miércoles, 10 de diciembre de 2008

Adiós Schuster, bienvenido Juande Ramos

Se acabó. El periplo del alemán Bernd Schuster al frente del Real Madrid ha concluido. En la mañana de ayer, Mijatovic, apoyado por Ramón Calderón, tomaba la dura decisión de cesar al técnico alemán. No tan dura, si vemos la celeridad con la que le han encontrado sustituto. La rápida presentación de Juande Ramos como nuevo entrenador del Real Madrid nos haces sospechar que la destitución de Schuster estaba más que cantada.

Bajo mi punto de vista, Schuster no ha aportado nada a la escuadra merengue. Llegó con un equipo henchido por la última liga conseguida, con un espíritu de sacrificio y lucha que todavía hoy da sus últimos coletazos, pero la realidad es que el Real Madrid nunca llegó a jugar bien. La gota que colmó el vaso de la paciencia del alemán se produjo en verano, cuando el alemán pidió fichajes y no se los dieron. Entonces Schuster se ha dedicado a forzar su cese, con salidas de tono en las ruedas de prensa, con actitudes de pasotismo y sin buscar soluciones a las carencias de la plantilla. Un buen entrenador se pone de manifiesto cuando un equipo pasa sus peores vicisitudes en forma de lesiones o no encuentra su esquema de juego. Pero Schuster lo único que ha hecho es cambiar de jugadores en cada posición, sin buscar un esquema diferente o más apropiado para el equipo. Siempre he pensado que el esquema se debe de adaptar a los jugadores y no al revés. En muchos mentideros futbolísticos se sigue hablando bien del alemán, tildándole de valiente y de no tener tapujos. Pero la valentía se demuestra con actos, y los actos de Schuster no es que hayan sido muy valientes que digamos. Por ejemplo, Raúl ha sido siempre titular con el alemán, cuando el 7 madridista lleva unas cuantas temporadas a medio gas.

El sucesor es Juande Ramos, un entrenador que ha triunfado y fracasado a partes iguales en su carrera profesional. Veremos si sus métodos especiales, con dietas basadas en papillas y demás, dan los resultados esperados. Lo que está claro es que Juande puede conseguir muy buenos resultados, como ya demostró en el Sevilla, y sacar petróleo de jugadores que, a priori, no tienen tanto relumbrón. Es un fichaje muy acertado para la Champions, ya que el técnico manchego es un especialista en eliminatorias a doble partido. La primera prueba de fuego es dura. Hoy debutará en el banquillo ante el Zenit, un equipo que siempre se le ha dado bien, pero el fin de semana le espera el gran clásico del fútbol español. El Real Madrid tiene todas las papeletas de perder ante el Barcelona y esto supondría un casi seguro adió a la liga. Parece una utopía que el Real Madrid consiga sacar algún punto del Camp Nou, y llevarse la victoria sería un auténtico milagro. Pero, ¿y si el milagro se llama Juande Ramos? El fin de semana saldremos de dudas.


Foto | Day Life

Noticias Relacionadas:
3 diciembre 2008 | Huntelaar, el refuerzo invernal del Real Madrid

 

El Blog sobre Deportes
Visitas: